Blog de viajes para gente divertida

En el 2009 y después de hacer uno que me cambió la vida para siempre, me enamoré tanto de este modo de viajar que ya no he parado de repetir.

La culpable, mi abuela.

«Su abuela? Claro, si es que los cruceros son para personas mayores»

 

No Way Reaction GIF by Originals - Find & Share on GIPHY

Mi jepeto escuchando semejante gilipollez

 

Y también lo son para parejas, y para niños, y para chavales que van de viaje de fin de curso y para grupo de mujeres que viajan solas y se lo pasan de pm, etc, etc, etc.

Y para personas mayores y con muchas ganas de vivir y disfrutar sí, porque recordemos que hay abuelas que tienen una marcha en el body…

Desde aquel entonces no hago otra cosa que decirle a tooooodas las mujeres del mundo que prueben esto del crucero. Y luego ya, decidís. Eso sí, entre mujeres SIEMPRE. Amigas, conocidas, compañeras, tías, abuelas, sobrinas.

Las cosas de pareja yo las dejaría para otro momento, pero allá cada cual 😉

 

COSAS FELICES QUE HE HECHO / ME HAN PASADO EN UN CRUCERO

  1. Bailar. Bailar. Y bailar. Como si no hubiera un mañana. Esto también me viene por la abuela. 

Nada más zarpar me posee el espíritu cruceril y las vergüenzas se quedan en puerto.

En los cruceros hay música y baile todo el día. Fiesta cuando llegas a puerto, fiesta cuando zarpas del puerto, fiesta blanca, de los 70, de la espuma, fiesta y más fiesta. Si eres de las que no te va, puedes sentarte tan ricamente a contemplar el paisaje. Todo así como muy entretenido.

 

MSC ORCHESTRA

 

 

Eso sí. Se debe ser tolerante con la música y sus momentos y dejarse el purismo musical en casa. Aunque nos pese a muchos, el reggeaton gana por goleada.

Jean Claude Van Damme Dancing GIF - Find & Share on GIPHY

yeeepaa

 

2. Que nuevos amigos de La India me enseñen a bailar danza Bollywood. Mira a ver si esto te pasa en el garito donde vas los sábados. Un poco difícil. Es la magia de los cruceros. Ese mix de personas de todas partes del mundo de las que aprender muchísimo.

3. De repente, porque aquí la cosita va así, ponerme a hablar con un matrimonio mejicano de recién casados y acabar tomándome una birra mientras me quedo ojiplática escuchando su bonita historia de amollll.

4. Tomarme otra con un sudafricano y otro de Kazajistan. Joder con el gentilicio. Me lo ha chivado el Sr. Google, obviamente!!

Este último estuvo al borde del colapso, cuando se enteró de mi edad y de que era single. Por esos lares está mejor visto esposarse bien tiernos.

 

KAZAJO ES EL GENTILICIO

 

5. Charlar con gente de la tripulación, algunos con una putada de vida, currando meses y meses sin descansar ni un sólo día para mantener a sus familias que viven en otro continente, y agradecer sin fin el poder estar allí, agradecerles su trato exquisito y su sonrisa perenne. Algunos se convierten en amigos para siempre.

6. Tomarme una birra en mi tumbona sólo teniendo delante el mar infinito. Sí otra, lo del pack de bebidas incluido es gloria bendita chavalas.

 

mar

 

7. Cerrar la disco del barco e irme a desayunar de empalme con mi primi y Mateo, con el rimel corrido y vestimenta festivalera mientras se me clavaban las miradas juzgadoras de algunos madrugadores. Fresca, indecente… 

 

MSC ORCHESTRA

LA DISCO DEL MSC ORCHESTRA

 

8. Conocer a Mateo. Una maravilla con forma de ser humano, natural de Mallorca. Y formar la pandilla basurilla ya de por vida.

9. Ver como mi amiga Sonia se marcaba un baile por todo lo alto con un salvadoreño. Ella, que lleva bailando desde que nació, qué gusto verla. Triunfó.

10. Descojonarme de la risa con las pruebas-putada que ponen en práctica el equipo de animación a los pasajeros. La primera vez que no sabes de qué va el tema, di que no por si acaso 😉

11. Flipar con el macizorrismo de algunos Oficiales, italianos. Y es que no veas cómo les sienta el trajecito blanco impoluto a lo Oficial y Caballero a algunos.

12. Conocer gente maravillosa como mis compis de mesa de cena. Lauri, Sonia, Pacorro…y a mini Marco.

 

 

13. Contemplar una boda marinera. Soltar algún lagrimón.

 

boda a bordo de un barco

 

14. Que una asiática que tenía un don, me dé un masaje de hora y tres cuartos. Porque eso debía ser un don. A partir de ahora ya nada será igual.

15. Verme de repente, dando un paseo por el centro Nápoles con un mallorquín,  un brasileño, un italiano y una maña (mi primi). La magia cruceril. O por el centro de Palermo con un oriolano (de Orihuela-Alicante), ya es casualidad.

16. Que me traigan el desayuno al camarote y zampármelo, literalmente, encima del mar.

 

desayuno camarote

 

17. Descojonarme viva con nuestro camarero de mesa, Jonathan, humor ácido con toque de hijoputez a más no poder. Nos encantas. Y regalarle un loro parlanchín para que se acuerde de nosotras. La que le dimos!!

 

 

18. Cantar que viiiivaaaa Españññññaaaa a las 4 de la mañana en la disco del barco, con un grupo de españoles. Competir con el grupo de mejicanos y sus rancheras. Ganamos nosotros, cómo no!! (sí, me van las discos barquiles como ves)

19. Que me invitaran a ver el puente de mando. Fli-pant-te… Menos mal que no me tocó Don Schettino Picaflor.

20. Compartir un furgón a toda hostia por Dubrovnik, lloviendo a mares, con dos alemanas y dos ingleses, y partinos de la situación. Contagiárselo a ellos que son de carácter más para adentro.

21. Festear.

22. Enamorarme. A tope. Hasta las trancas, y vivir una historia de película.

23. Hacer cosas que siempre decía que no haría.

24. Liberarme – descubrirme.

25. Conocer por fin Portofino – en barco con la brisa del mar en mi jeto. Mmmm qué gustito.

 

Portofino

 

26. Y Mikonos.

 

Mikonos

 

27. Y Venecia, y…

28. Subirnos, en Marsella, al bus que nos llevaría cagando leches desde el puerto a la terminal con un resacón del 15 y continuas ganas de potar, o si no que te lo digan a ti Mateito. La carretera? Sin asfaltar… En su momento fue la muerte en vida, ahora morimos de risa.

27. Comerme la mejor pizza del mundo en Nápoles.

28. DESCOJONARME, DESCOJONARME, DESCOJONARME, DESCOJONARME…

29. Descubrir la Trattoria Di Maria en Génova, y jalarme los mejores spaguettis al pesto de mi vida.

30. Entrenar en un gym así (aunque lo parezca no siempre estoy en la disco…)

 

GIMNASIO MSC ORCHESTRA

 

31. Apagar el móvil el día 1 y encenderlo el día 8. Meterme en una burbuja. Aislarme del mundo. Ser feliz.

32. Disfrazarme, de muchas cosas.

Continuará…

 

 

*En LOGITRAVEL, tienes súper ofertones en cruceros.

Pero si te apetece HACER UN CRUCERO CON UN GRUPO DE MUJERES QUE VIAJAN SOLAS escríbeme a hola@decampoyplaya.com o Whatsapp y te cuento de qué va todo esto.

Estoy organizando un crucero para mujeres.