Blog de viajes para gente divertida

Ahora es nuestro momento, ahora es cuando entramos en juego los Bloggers de viaje. Los que trabajamos en este Sector que se está viendo tremendamente dañado, por este nuevo virus. No grave según los expertos, pero sí desconocido, lo que produce inquietud, también y bajo mi punto de vista, por informaciones alarmistas.

Ahora es cuando debemos usar ese altavoz que llevamos implícito sólo por nuestra condición.

El dichoso coronavirus irrumpe en un momento donde las empresas de turismo empiezan su temporada álgida, lo que supone un bache no sólo para ellas, sino también para las navieras y la tendencia alcista de los cruceros.

Un tipo de viaje que amamos muchos.

Ahora más que nunca me apetece escribir sobre ello. Sobre los cruceros. De la felicidad que aportan, lo que enseñan, lo que transmiten y lo que te llevas.

Una industria que nos embauca (siempre en su más sentido positivo) y embarca a muchos, y que cada día se esfuerza por ser mejor y más sostenible a través de inversiones millonarias.

Yo, hago un llamamiento a la calma, a la información contrastada, a no creernos todo lo que nos cuentan y, a no dejarnos manipular. A reflexionar sobre anteriores «pseudo-pandemias» de las que ya nadie se acuerda, a actuar con precaución desde la no obsesión sabiendo que, tomando las medidas necesarias, no tiene porqué ocurrir nada. También llamo a la concienciación, a recordar que hay mucha gente que vive del turismo, a que esto puedo provocar una crisis enorme. A escuchar a los expertos, los que saben del tema, los que invitan a no entrar en pánicos ni histerias colectivas. A respetar a nuestros congéneres chinos, italianos o de dónde coglioni sean. Ellos no tienen la culpa, y a pensar que esto pasará. Intentemos ser coherentes.

Como ya os comenté ayer por Stories, tanto MSC como COSTA CRUCEROS me confirman que, por el momento, todo transcurre con normalidad. Siguen atracando en los puertos italianos hasta la fecha. Animo a ver el vaso medio lleno y, por supuesto a seguir viajando.

Y también a viajar en crucero.

Con las gran cantidad de medidas preventivas que están tomando, no se me ocurre un sitio más seguro en estos momentos.

Tengamos en cuenta que la mejor medicina antivirus y/o dolencias, es la felicidad desbordante.

Así que hagamos cosas que pongan la mira en ella 🙂