Compartir en

 

Ayer pensaba en todas nosotras, las que nos toca pasar por esto en soledad. Muchas vivimos solas y oye, pues que ni tan mal.

Sobre todo, las que lo elegimos.

La cuestión es que yo, que soy muy de reflexionar y tal, pensaba en lo mucho que amo vivir SOLA y en lo a gusto que estoy viviendo SOLA este confinamiento. No niños tocándome las bowlings 24 / 7, silencio absoluto (tener vecinos cívicos ayuda mogollón), comer cuando tengo hambre, dormir cuando tengo sueño. Así sin más, sin reglas, con total ausencia de obligaciones rutinarias. Tiempo para escribir, para entrenar y para hacer lo que me sale de la peineta. Lo que viene siendo la vida de un single en fin de semana, pero ahora a jornada completa.

 

Summer Chilling GIF - Find & Share on GIPHY

 

Hasta que te llama tu amiga íntima para darte una mala noticia y no puedes salir por patas a darle un abrazo sin fin, de esos que se sienten en el alma, de esos que, desde tus entrañas le traspasan toda la fuerza y amor del mundo. 

Y es que tampoco puedes abrazar a nadie. Y empieza a desvanecerse tu idealización de la cuarentena solitaria.

O cuando te entran ganas de zamparte esos mofletitos cuyo dueño, un bebé de dos añitos, te cuenta de qué va disfrazado hoy o se lanza por el sofá, un tobogán improvisado que han montado sus papás. Esos heróes, porque los papás y mamás también lo sois en los tiempos que corren. Y lo echas tanto de menos. 

Y es que amigas viajeras, esta soledad tan elegida y tan disfrutada, puede ser una jodienda total al llegar las vacas flacas. Nos gusta la soledad, pero no la libertad restringida.

Los Abrazos, Besos y Caricias… son como las vitaminas A, B y C . Nuestro cerebro necesita ese tipo de contacto por parte de nuestros seres queridos y, es algo fundamental para la estabilidad emocional según los expertos en la materia.

Así que toca tropezarse con la realidad y COGER EL TORO por la cornamenta. Se acabaron las quejas, los agobios y las tristezas.

PROBLEMA = SOLUCIÓN

Ahora es cuando toca ser más fuertes que nunca. Inundar nuestra mente de mensajes positivos y tener claro que esta situación es TRANSITORIA, pasará y dentro de muy poco, además.

A continuación te ejemplifico mis quehaceres diarios, lo que me motiva, con lo que sueño, lo que ilusiona y lo que me hace estar fuerte. Quizás te inspire. Antes quiero dejar claro que NO ME AUTO IMPONGO RUTINAS. La rutina y yo nunca nos llevamos bien, es demasiado cuadriculada para mi caos y, aunque volveremos a encontrarnos, ahora disfruto mucho sin ella.

  • Esto podría ser el punto 1, disfrutar este período de libertad de horarios, hagamos cosas, pero sin agobiarnos con los tiempos. Pensando en que, por mucho que ahora sintamos que nos falta el aire por momentos, echaremos de menos no hacer ni el huevo.

 

  • 1.1 He dejado de consumir INFORMACIÓN A TODAS HORAS. Por salud mental, porque no quiero intoxicarme, porque ya sé lo jodido de la situación, porque prefiero centrar mi atención y mi concentración en cosas positivas, de las que empujan, elevan, aportan. Dentro de esto se incluye los millones de vídeos, fake news y su puñetera madre que se recibe vía Whatsapp. Eliminar, directamente, chin pun!! Filtremos sin fin amigas.

 

  • Ahora llega el punto en el que terminaréis de pensar que no estoy bien. No seré yo quien os quite razón, peeeero a mí me funciona y me reconforta.

Abrazar a un perro salchicha de peluche que mi querido hermano me regaló hace años monísimo que te mueres. Qué me entran las ganas locas de abrazar a alguien? Pues lo estrujo fuerte mientras pienso en la persona que quiero que sea. Recordemos lo importante de abrazar, abracemos pues. A falta de perro salchicha, buenos son los cojines… Por ejemplo 😉

 

 

 

  • HAGO DEPORTE. FUNDAMENTAL. Y no me vale el » es que no me gusta, es que yo no soy de hacer ejercicio» y rollos de estos. Te aseguro que mover el pandero un rato al día te aportará un bienestar para tu mente indescriptible. Ahora es un buen momento para empezar, con 10´, con 30´, o con clases enteras. Como tú quieras y a tu ritmo, pero hazlo.

Yo estoy enganchadísima a @reto48 , será por lo de los directos, clases diarias a las 8, 14 y 18:30 horas. Me motiva quedar con mis amigas para hacerlas juntas, ver que llega la hora y me tengo que preparar como si saliera hacia el gimnasio, y ver que somos cientos de personas las que nos congregamos para hacer deporte a la vez. No, no me pagan por recomendarlos. Sólo me regalan las clases, a mí y al resto de congéneres que gusten de hacerlas. Son así de majos.

Si eres más de las que va a su aire y no quiere depender de horarios te recomiendo a FAUSTO MURILLO. Ojito al bigardo. Este te quita la tontería de encima en menos que canta un gallo. Te dejo un vídeo cuarenteno:

 

 

  • Directamente relacionado con el punto anterior y salvo algún día de la semana donde me permito un exceso alcohólico – grasiento, intento COMER SANO y beber agua a cascoporro.

 

TRUQUIS:

-Cuando me entra el hambre de aburrimiento, me pongo a hacer sentadillas como si no hubiera un mañana, abdominales, burpees o lo que se me ocurra. Y se me pasa… En su defecto le meto un meneo a la pechuga de pavo o a la fruta (no puedo pegárselo a nadie nada más)

 

Girl Lol GIF by WGN Morning News - Find & Share on GIPHY

 

No al queso curado, no al chocolate, sí a las manzanas. Evitemos coger peso innecesario, que se nos disparen los triglicéridos o el colesterol, perder agilidad y sentirnos regular con nosotras mismas.

-Para no comer grasucias varias lo mejor es que NO ENTREN EN CASA, es decir, dejar de comprarlas. Si abres la nevera y sólo tienes cosas saludables, sólo comerás cosas saludables.

RECUERDA: en cuarentena nos movemos menos, pongamos un poco de atención en esto.

 

  • ME ILUSIONO EMPEZANDO A ORGANIZAR UN PRÓXIMO VIAJE O ESCAPADA.

 

En este preciso instante yo debería estar en Turín con mi amor cruceril, pero no puede ser y no pasa nada. Ya será.

Estoy empezando a buscar vuelos y a comparar precios, es el momento de cazar una ganga. Y hoteles!! No sabéis los chollos que se encuentran ahora para más adelante.

Me da un pellizco estomacal de la emoción cuando me pongo a organizar el próximo crucero de mujeres que viajan solas.

Y quizás, una escapada grupal femenina por España. Os mantendré informadas…

 

*También leo y escribo, mucho. Me encanta. Y me pinto los morros de rojo sin parar, porque no hay jepeto que no arregle unos buenos morros rojos. Y me informo sobre talleres Online, algunos gratuitos de cosas que me gustan, y salgo al balcón a tomar vitamina D y arreglo armarios (cuando me da por ahí).  

Y ficho macizos italianos por IG y escribo sobre ello tratando de sacaros una sonrisa y me lo agradecéis, y yo soy muy feliz. Cocinar? Nunca fue un hobby. No hago tartas, ni sushi ni pan casero aunque quedé divino en IG. Pero puedes hacerlo tú si te gusta.

Ahora es cuando se abre la puerta al aprendizaje, a la reflexión, al análisis de mi yo antiguo, a dejar de procrastinar. Toca hacer balance pues. Aprovechemos el momento para discernir lo que sí y lo que no, hacia dónde voy y soltar lastre.

Ya queda un día menos amigas, ya se ve el fin, y volveremos a abrazarnos…

 

 

Compartir en
0